Estas terapias van dirigidas a revertir o frenar el proceso de deterioro cognitivo que conllevan las enfermedades neurológicas adquiridas o degenerativas.

Existe la posibilidad de realizar estas terapias en el domicilio

En el año 2005 se comenzó a desarrollar una importante investigación, dirigida por los neurólogos Rubén Muñiz y Javier Olazarán, y coordinado por la Fundación María Wolf, a través de una red internacional de 22 prestigiosos científicos a lo largo de 5 años.
Este estudio se presentó simultáneamente en septiembre de 2010 en Nueva York, Londres, Munich, Hong Kong y Madrid, y sus resultados concluyen que “las terapias no farmacológicas para tratar el deterioro cognitivo son más eficaces que los medicamentos hasta ahora existentes
Estas terapias están dirigidas a enlentecer el proceso de deterioro cognitivo que conllevan las enfermedades neurológicas adquiridas como: Enfermedades metabólicas, procesos intercraneales, intoxicación por drogas y metales, vasculares, multinfárticas, ictus, Wernicke Korsakov, protrasmautica, etc… o degenerativas como el Alzheimer PICK Huntington, Parkinson, Creutzfeldt-Jakob (así como pacientes con secuelas de traumatismos craneales, trastornos circulatorios o tumores cerebrales, que responden al mismo tipo de rehabilitación), para mantener por el mayor tiempo posible las funciones cognitivas superiores de estos pacientes, y de este modo prevenir las Afasias, Ataxias y Agnosias.

Orientación a la realidad

El objetivo de esta terapia es trabajar la capacidad de orientación personal, temporal y espacial del paciente.

La terapia consiste en conseguir una reorientación del día, mes, la estación, el año, mediante preguntas tales como: ¿qué día es hoy?, ¿Estamos en primavera, verano, otoño o invierno?, etc., así como la asociación de cartulinas de diferentes colores con el nombre de los días de la semana, meses, estaciones, colocados en un tablón.

Así mismo se les preguntará todos los días por quienes son con los que estamos, sus nombres, etc… incluso utilizando asociaciones que a ellos les resulten muy familiares, de manera que a ellos les resulten muy familiares, de manera que les sea fácil memorizarlas, como p. ej.: se llama como el nombre de los padres del Niño Jesús: la madre María y el padre José, entonces su nombre será (y se les deja tiempo para que piensen la respuesta, la cual suelen aceptar).

Musicoterapia

Con ella aprovechamos todo el enganche emocional que tiene la música para fijarse en la memoria, y eso “que está ahí y sale casi de forma automática” , lo aprovechamos para trabajar (tirando de su hilo) la memoria reciente y de trabajo, la atención, la concentración, la expresión corporal y las apraxias, estimulando la motricidad gruesa y fina al manejar y hacer ellos mismos parte de los instrumentos de percusión que con imaginación puedan hacer los pacientes.

Es la mejor técnica distractoria para la agitación en general y durante la comida, disminuye la agresividad en el baño, el insomnio y la deambulación, y proporciona sentimientos de autorealización y autosatisfacción, aumentando la autoestima.

Es la terapia más efectiva para reducir el aislamiento y el enquistamiento emocional al estar continuamente interactuando con los demás.

Si hay alguien que haya tocado algún instrumento se debe facilitar y estimular al paciente para que lo vuelva a tocar, compartiendo la música con los demás.

Hay que tener siempre en cuenta qué estilos de música les han gustado y les gustan, ya sea ópera, copla, jazz, blues, rock, tonada asturiana…

Psicomotricidad

Aumenta la independencia funcional, permitiendo el desarrollo físico, psíquico y social de los pacientes a través del movimiento, favoreciendo el mantenimiento y mejora de la coordinación, del equilibrio, de la lateralidad y una buena higiene postural y también el mantenimiento de la amplitud articular y la fuerza muscular.

La terapia consiste en juegos inmersos en ejercicios físicos con ritmo.

Estimulación cognitiva

Optimizamos las funciones cognitivas (percepción, atención, razonamiento, memoria, lenguaje, orientación, praxis).

En esta terapia la variedad de actividades es muy amplia, ya que se trabajan todas las funciones cognitivas superiores para estimular la memoria o, mejor dicho, todos los tipos de memoria.

Los ámbitos cognitivos que se trabajan son:

  • Lenguaje
  • Orientación
  • Actividades de la vida diaria
  • Ámbito sensorial
  • Esquema corporal
  • Memoria
  • Gestualidad
  • Lectura y escritura
  • Problemas aritméticos. En esta actividad, como en todas, se busca siempre la manera de que hagan con gusto y motivación sumas, restas y operaciones aritméticas en general, valiéndose de los “trucos” necesarios para adaptarse a sus gustos y a las cosas que les importan: p. ej:, si para que hagan restas es preciso ir deduciendo las edades de cada hermano, restando del mayor al menor los años que se llevan, porque eso les hace ilusión porque tiene un sentido para ellos, a la postre están restando igual, solo que con un fin y una motivación.
  • Funciones ejecutivas
Información y cita previa

618 714 469

Según normativa actual de Protección de Datos de Carácter Personal, se informa que el Responsable del Tratamiento de sus datos es Mª José González Sobejano. Sus datos serán tratados con la finalidad de enviarle la información que nos ha solicitado a través de este formulario. La legitimación está basada en el consentimiento por parte del interesado. No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. Los datos serán destruidos una vez finalizados los períodos legales de conservación. Los interesados podrán ejercitar sus derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición, portabilidad o limitación del tratamiento, dirigiéndose a VITALMENTE en la siguiente dirección: C/ de Gregorio Marañón, 19 Bajo 33012, Oviedo. Igualmente, puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de datos si considera que sus derechos han sido vulnerados.